El CLAM

 

El Comité Latinoamericano de Musicoterapia nace el 22 de Julio de 1993 durante el Séptimo Congreso Mundial de Musicoterapia, realizado en Vitoria (España).

Como presidente fue designada la Musicoterapeuta Cecilia Fernández Conde (Brasil). También fueron miembros fundadores: Patricia Pellizari (Argentina), Ronaldo Milleco (Brasil), Miriam Carreño (Venezuela), Teresa Fernández (Cuba), Mariela Petraglia (México), Lizete Saer (Colombia), Bibiana Cehuza (Perú), Diego Schapira (Argentina, representando a Esperanza Alzamendi de Uruguay). Igualmente fue designada como asesora Claudia Mendoza (Argentina).

Los propósitos del CLAM establecidos desde su creación incluyen:

  1. Congregar a los musicoterapeutas Latinoamericanos.
  2. Divulgar y apoyar los trabajos de los musicoterapeutas latinoamericanos.
  3. Fomentar nuevos cursos de formación en musicoterapia.

En los últimos años, otro propósito se ha sumado. El de incorporar otros países que no hacen parte del comité, y buscar que los musicoterapeutas generen asociaciones de profesionales en sus países.

Luego de su creación, se realizaron dos Encuentros Latinoamericanos de Musicoterapia, en la ciudad de Río de Janeiro en 1996 y 1998, denominándose a este último “II Encuentro Latinoamericano de Musicoterapia y I Congreso de Comité Latinoamericano de Musicoterapia”. Luego se realizaron varios congresos del CLAM, incluyendo Buenos Aires 2002, Montevideo 2004, Santiago de Chile 2007, Bogotá 2010, Sucre 2013, y el congreso que se aproxima a realizarse en Joinville 2016.

Desde su creación, cada país ha determinado la forma de participación en el comité, incluyendo la representación a través de un delegado, siendo respetuosos del proceso que se vive en cada país, y entendiendo que la realidad profesional es diferente acorde al contexto.

Desde el año 2013 se determinó la creación de comisiones que potencien el trabajo del CLAM. En el momento hay instauradas las comisiones de Investigación y la de Ética. Se espera en el futuro poder poner a funcionar otras comisiones necesarias. Los invitamos a todos a sumarse a las comisiones!

El CLAM no recibe aportes económicos de ningún tipo, entendiendo así que los delegados cumplen su función de manera voluntaria con el único propósito de hacer un aporte al desarrollo de la Musicoterapia en Latinoamerica.

El Comité Latinoamericano de Musicoterapia invita a todos los Musicoterapeutas a unirse a las asociaciones de sus países, para así fortalecer la disciplina desde el ámbito profesional!